Nuestro aquelarre

7 de julio de 2010

Desencanto


By: Isabella

Sus labios rozaban mi piel mientras el bebía con una extracción limpia haciendo que mi acuosa sangre se aventara por mis venas hasta llegar a su garganta, y podía oír con total claridad como esto sucedía, el repiqueteo de mi pulso bajando conforme me quedaba sin el liquido vital pero no dolía; es más yo lo necesitaba, y era incluso placentero lo que él hacía.




-¡Ohh! Edward, no pares, ¡por favor!-grite cerca de su oído sorprendiéndome a mi misma mis palabras.


Y él era bueno, obediente, puesto que no parecía tener la más mínima intención de parar, sino que seguía, haciéndolo cada vez con más succión, aumentando cada vez mi placer, esa sensación tan intensa que estaba teniendo.


Pero un golpe seco me sobresalto, me desconcentro atenuando mi deleite por la situación.


TOC TOC, TOC, TOC.


-Cariño ¿estás bien?-oí la voz diáfana de mi madre-he escuchado unos ruidos y me espantaste un poco- me explico al abrir la puerta de mi cuarto-la verdad estabas hablando en sueños.


Y ahí quedo todo. Mi primer instinto al abrir los ojos de repente y ver a mi madre fue el de preocupación. Ella me vería ser devorada (o bebida, como sea) por un hombre encima de mí.


Pero después vino la desilusión…


- "¡NO!"-pensé-¿era un sueño?


Sí, eso debía ser porque Edward ya no estaba.


Mi mano fue rápidamente a posarse donde sus dientes acababan de estar pero no había nada; ni herida, ni sangre, ni siquiera un mínimo dolor, ¡nada!


Había sido el sueño más real que jamás había tenido y mi madre acababa de terminar con el sin chistar. Sin darse ni siquiera cuenta de las graves consecuencias de sus tontos actos sin sentido.


-¿y eso que mamá?-replique molesta hasta cierto punto-Estaba teniendo un sueño súper, el mejor de mi vida y tu tenias que…


-que despertarte-dijo mi papá interrumpiéndola-lo lamentamos Sofí, la próxima vez que vayas a soñar con Edward avísanos con tiempo para que…


-¿eso era lo que gritaba?-cuestiono mi madre. Sentí como el calor subía a mis mejillas, ellos habían oído mi petición, el grito asfixiado de ¡Oh! Edward no pares-ja, yo sabía que ese chico si le gustaba.


Comento mientras salía de mi habitación dirigiéndose de nuevo a la suya.


-gustar, gustar,-mascullo mi padre-mmm… yo dudo que hubieran estado haciendo algo muy correcto-entonces me vio a los ojos y agradecí que como aun era de noche no me podia ver del todo como para darse cuenta de mi estado de adrenalina-¡oh! Edward no pares-repitió las mismas palabras que habían salido de mi boca hacia apenas un par de segundos, un minuto a lo mucho-¿eso que es jovencita? Una petición sexual.


Y entonces salió de mi cuarto, cerrando la puerta con fuerza, como molesto por lo que escucho.


Lo peor del caso es el error que cometía porque el sexo no tenía nada que ver con ese sueño, ¿o sí? Debo admitir que me resulto muy sexy la forma en que Edward me mordía, como se ponía encima mío, como sus labios rozaban mi cuello, su halito en mi piel…


-¡O por Dios! Me atrae demasiado Edward Cullen-dije en voz baja, para mí misma.


Las pocas horas que me quedaban para dormir esa noche resultaron tormentosas ya que al fin no logre más que dar vueltas por la cama, sin lograra conciliar el sueño ni por un segundo y al final, cuando sonó mi alarma estaba adormilada.


Ese día fue muy bueno. Con pequeños esfuerzos logre no encontrarme para nada con Marco (el idiota que había intentado propasarse conmigo el día anterior) termine de adaptarme al círculo de Kristhal y Ada, ya todos sus amigos me saludaban de beso y me llamaban Sofí. Ya le había tomado el rumbo a mis clases, reconocía el rumbo de cada salón, y no me perdía, mis horarios estaban en orden y parecía agradarles a los maestros. Además descubrí que no dejaban mucha tarea.


Por todo esto estaba feliz, pero había algo que me perturbaba un poco, bueno en realidad un mucho. En todo ese día no vi para nada a aquel chico misterioso, extraño que se paseaba por mis sueños… No vi a Edward Cullen.


Asi que al día siguiente mis ansias se habían incrementado. Por la mañana me dirigía a la clase de literatura cuando se me vino un mal sabor de boca.


Apenas iba entrando cuando vi, plantado enfrente de mí a Marco, con una sonrisa perversa, casi como si hubiera estado esperándome.


-hola princesa Sofía-me dijo con tono burlón-te estaba esperando.


Lo ignore y seguí caminando.


-vamos mamacita-volvió a dirigirse a mí con ese adjetivo que odiaba mientras me detenía de los hombros-no te hagas del rogar.


-¡suéltame estúpido!-le ordene al instante-no sabes quién soy.


-ja, ja-rio complacido-claro que se quién eres mami, eres la chica más sexy y nueva de la escuela.


-¿nueva?-le cuestione molesta-¿a qué te refieres?


-a que aun eres virgen-me respondió contento-aunque claro, que no será por mucho.


-¡eres un idiota!-le grite furiosa al tiempo que forcejeaba con él para que me liberara-no te vuelvas a acercar a mi o…


-deja de insultarme mamacita, que no soy muy paciente-me advirtió-algo malo podría pasarte.


-¡te odio!-le grite con más ganas-eres un cerdo…


Entonces me tomo del cuello, cortando mi respiración. Aun podia entrar algo de aire a mis pulmones, pero no mucho y me sentía cansada de pelear contra algo superior a mí en cuanto a fuerza, nunca le ganaría.


-¡Déjala!, ¡Ya!, Marco te lo aviso, si no quieres que patee ese repelente culo tuyo-dijo una voz femenina detrás mío.


-No te metas Irene, este no es asunto tuyo.


Replico marco molesto, sin quitar su mano de mi garganta. Entonces la chica a la que aun no podia ver lo tomo del brazo, y le dio una patada en sus partes íntimas, Marco me soltó al sentir el dolor provocado por el golpe y soltando miles de groserías se fue.


Voltee ya liberada y vi a la chica causante de esto. Era rubia, de unos 18 años, bonita, con el pelo corto; un poco más alta que yo.


-No tenias por que ayudarme-comencé a decir, sintiéndome débil, respirando entrecortadamente-yo habría podido con él, es solo un imbécil, pero aun así gracias.


-No hace falta que me des las gracias-me contesto-y efectivamente Marcos es un idiota-concordábamos en eso-la próxima vez hazle una mención a su “novio” y veras como te deja en paz, lo entenderás si lo haces-me aconsejo y comenzó a reír-Por cierto me llamo Irene-se presento tendiéndome la mano; yo estire la mía y le devolví el gesto.


-Sofía-me presente yo-Yo soy Sofía de la Rosa, y encantada de conocerte.


-igualmente-respondió-¿en qué grado vas?


-en primer semestre ¿y tú?


Yo sopona que iba en el quinto o el sexto.


-en segundo; tal vez tomemos alguna clase juntas.


-mmm… no lo creo yo solo voy a avanzada en literatura, voy en el quinto semestre en esa.


-no, yo no voy adelantada en esa clase pero mi novio-comento-y mi mejor amigo llevan ese curso con el profesor Camargo.


-¿en serio?-le cuestione-es el mismo que me da a mí.


-bueno, entonces por ahí los veras, son Edward y Jasper… bueno, ya debo irme Sofía, nos vemos luego.


-sí, un gusto.


Atine a decir en shock, no podia ser pero… ¿era el mismo? ¿El Edward al que Irene se refería era Edward Cullen?


Por suerte mi maestro no fue ese día, fue todo un alivio porque no se que hubiera hecho si llegara tarde y una vez más me impidiera el profesor el paso.


Lo malo del caso era que como esa clase era en la que iba adelantada no tenía a ninguno de mis amigos ahí para platicar.


Aunque no era tan malo, de todos modos estaba por terminar la hora, yo creo que la otra chica, la tal Irene ni llego tampoco a su hora por ayudarme.


Asi que sin más que hacer me dirigí, una vez más a la biblioteca. Me senté en una silla próxima a la entrada y saque Cumbres Borrascosas, dándole un repaso por enésima vez.


Oí unos pasos fuertes y voltee para ver de dónde o de quien provenían. Un chico rubio, alto, de complexión media, delgado con algunos músculos, de ojos azules se acerco al mostrador.


Platico un poco con la señora de la biblioteca y comencé a notar que ambos dirigían una que otra mirada hacia mí. Yo recline mi cabeza un poco y baje la vista aun más hacia el libro, hasta que el chico se me acerco.


-hola-saludo sentándose frente a mi-soy Jasper Hale ¿y tú?


-me llamo Sofía-le respondí sin despegar la vista del libro.


-¿Sofía? Es un nombre muy bonito.


-gracias.


Intente ser cortante. Entonces caí en cuenta de su nombre "Jasper" ¿sería el amigo o novio de Irene?


-bueno Sofía me dice la bibliotecaria que tienes el libro de Orgullo y Prejuicio-me dijo sin más-¿es cierto?


Alce la vista, hacia sus ojos azules, hermosos, profundos como dos piscinas infinita.


-si ¿Por qué?


-Una amiga, Irene, necesita el libro y me preguntaba si…


Comenzó a decir, quería el libro. Pero si él era el amigo… Entonces Edward era el novio, que decepción.


-¿conoces a Irene?


-sí, ¿y tú?


-digamos que me acaba de salvar la vida en el pasillo-comente-claro que te presto el libro.


-¿sí?-asentí-bueno, muchísimas gracias Sofía, eres muy amable.


-de nada-respondí la cordialidad-¿conoces a Edward Cullen?


-sí, claro-me contesto algo confuso-es mi mejor amigo y el novio de Irene.


Confirmado: Irene y Edward estaban enganchados ¡diablos! ¡Diablos!


-que bien, yo lo conocí el lunes pasado-dije contestándole a la pregunta que se formulaba en sus ojos-de hecho fue aquí, peleando por decirlo asi por este mismo libro.


Saque el libro de mi bolso y se lo tendí.


-gracias una vez más. Me has caído muy bien Sofía.


-digo lo mismo.


Me le quede viendo, era guapísimo, rubio, alto, con buen cuerpo, ojos azules profundos, una sonrisa muy linda.


Sonó el timbre para la siguiente hora que interrumpió mis ensoñaciones.


-me tengo que ir-le dije parándome-no quiero que se me haga tarde.


-por supuesto, yo también tengo clase-dijo copiando mi movimiento-¿nos vemos después?


Le conteste que si con una sonrisa tímida en los labios y me di vuelta, para ir a mi clase.


A la hora del almuerzo me senté como los días anteriores con mis nuevos amigos. Después de que Ada me contara sobre un chico, Sebastián que me había invitado a salir me anime y le pregunte.


-oye Ada… ¿conoces a Edward Cullen?


Pareció a punto de atragantarse.


-sí, es el chico más sexy de la escuela, bueno junto con Jasper Hale, su mejor amigo ¿por?


-bueno, es que me lo encontré en la biblioteca el otro día…


-¿en serio?-me interrumpió-¡wow! Tienes que contarme todo, aunque bueno, yo creo que fue algo frio, ¿no? Desde que anda con esa…


-¿con Irene?


La ataje.


-¿la conoces? Mira, ahí están-dijo señalándome una mesa del fondo-antes se sentaban ellos dos solos, y uno podia intentar algo pero desde que "Irene" se sienta ahí… ella los acapara.


Me volví para ver la mesa. Y si, ahí estaban Edward, y Jasper rodeando a Irene.


La analice con la mirada, como a una… rival… ¡no! No, si ella es su novia tiene el derecho de antigüedad.


Además viéndola estaba bien baja pero con el cuerpo bien formado, acinturada, con mas curvas que yo, con grandes ojos marrones que me recordaron hasta cierto punto a los míos, aunque se le notaba algo mal, ojerosa (mas que yo) algo decaída.


Lo único que no me gustaba en lo personal de su apariencia era que su cabello rubio platinado estaba muy corto, alzado en las puntas, en realidad, el corte me recordaba un poco a Ashley Green como Alice Cullen, en Crepúsculo.


Sí, eso la chica tenía el cuerpo de Rosalie y la cara y estatura de Alice, mientas que yo era una Bella que tomaba sol, solo eso ¿Cómo ganarle? No era una rival. Estaba aparte el asunto de la edad, yo era aun una niña y ella era más grande.


Por eso, en ese momento, cuando los vi sentados felices, sonriéndose, muy acaramelados me convencí a mi misma de una cosa:


"Mi atracción por Edward Cullen había muerto"


.............................................................................................................................


Aqui esta, ja, ja y esta vez es mio, solo espero no haberlos decepcionado, este fue por sobre todo muy dificil ya que tuve un ligero bloqueo, y bueno ya saben lo puden ver tambien en el blog de mi Irene esperado anochecer comenten por favor, es muy importante para nosotras su opinion.


Un beso

4 comentarios:

irene dijo...

Pero si te quedo genial, tus bloqueos dan unos maravillosos capitulos cariño, jajajajaj
Me encanta como va surgiendo la historia, jajajajaj
Vaya dos locas las qeu la escriben ¿no?
jajajajaajajja
Bueno un beso mi vida, mi compañera y aliada, que te quiero mucho, bueno eso ya lo sabes , no es nada nuevo, pero si no lo digo pues reviento, ajajajajaj

Irene

Caro♥R dijo...

Hola Isabella! :D
me encanto el cap!
te ha quedado estupendo :)
me encanta como pinta esto :)
Me rei mucho con eso de el padre de Sofia! jajajaa!
me encanta espero el prox cap!
besos!
les esta quedando genial!

*...D.A.P`S...* dijo...

jaja bueno no me canso de decirlo hacen una pareja estupenda chicas; la historia va genial, sinceramente cada vez me quedo con mas ansias de leer mas sigan asi chicas. Las kelo mucho cuidense y besillos..

Att:...*D!ana

Ariusk dijo...

Hola linda pues si muy buen capi nena me pregunto si en verdad era un sueño??? umm en fin jejee imaginate q Sofi se empareje con Jas ajajaj me muero... no, no Irene que reaccione y se vaya con Jas y Sofi ya me esta callendo mejor y me da risa como describes a Irene se me hace parecida a alguien ummm???? jjejeje bueno nena sigue asi te mando un besote mi colega cuidate!! Saludos!!