Nuestro aquelarre

30 de mayo de 2010

Dudas


Después de un par de segundos tenía ganas de golpear a Gonzalo en la cara, golpearlo porque la dulzura con la que me estaba tratando me aturdía de tal forma que comenzaba a convencerme que él no era capaz de engañarme y eso estaba mal porque yo misma había visto que me engaño pero era difícil asimilarlo.

-buenos días-dijo mi abuela al entrar a la casa-que dramáticos son, me hablan desesperados por Carol pero está bien, indemne-.

-gracias madre-dijo mi papá sardónico-.

Mamá, como siempre no le hizo caso. Solo se volteo formando un mohín, en señal de lo mal que le caía.

-Athena-la saludo adulador deshaciendo el abrazo, como cualquier otro día-¡qué gusto verte!-.

-ah sí Gonzalo igual-dijo sin prestarle mucha atención con la vista fija en mí-.

Gonzalo lo capto y dio unos pasos atrás para dejar que ella se acercara hasta mí.

-Abuela.

Salude sin mucho ánimo.

-déjennos solas-ordeno ella-ahora-.

¿Qué tramaría ahora? La última vez que me dijo esto fue cuando me pidió ayuda para desmantelar un aquelarre secreto de vampiros que nos estaban amenazando.

Todos salieron en tropel, obedeciéndola.

-bien Carolina, iré directo al punto-asentí feliz en parte de que no quisiera entablar una conversación casual-tu sabes que he permitido que vivas aquí porque eres la alta sacerdotisa ¿no es asi?-.

-lo sé Athena-en ese momento era más mi superior que mi abuela-y sabes que te lo agradezco-.

-este es tu ultimo año y necesito que te mudes-informo-cuanto más pronto mejor-.

-¿al internado de la Noche Obscura?-pregunte confundida-pensé que…

-sí.

Respondió cortante mientras sacudía ligeramente su cabello. Mi abuela era muy linda, no aparentaba mas de unos 45 años, su pelo era negro y largo como el mío y sus ojos muy castaños, como chocolatosos. Tenía la piel tan blanca como la mía y media unos 1.65 centímetros. Era delgada, con buenas curvas y casi no tenia arrugas. Mucha gente en realidad solía decirnos los mucho que nos parecemos físicamente aunque ella siempre tiene el rostro amable y una pérfida sonrisa en los labios. Cuando se enoja frunce el ceño ligeramente pero te traspasa con los ojos de tal manera que te dan escalofríos en todo el cuerpo.

-está bien-acepte, sabiendo que no podría negarme-.

Y en realidad no tenía ganas de mudarme porque me alejaría aun mas de mi pequeña familia, y ninguno de ellos era perfecto (creo que eso ya lo he dejado claro) pero aun asi no sería fácil para mí desprenderme de ellos.

-¿ayer llego el chico nuevo al ritual?-inquirió con desdén-Seth Tremeré creo que es su nombre-.

-sí, asistió-le informe-¿se va a unir al aquelarre totalmente o solo de forma parcial?-.

Le cuestione aunque yo estaba segura de conocer la respuesta, por eso cuando me contesto me dejo atónita.

-se unirá de forma completa, tengo entendido que mañana se muda al internado-.

-¿Qué no es un vampiro?

¿Qué le pasaba a mi abuela? Yo estaba segura de que ella odiaba a todos los mestizos pero entonces… ¿Por qué iba a aceptar que asistiera de forma completa a los cursos y rituales como si fuera un estudiante mas del internado?

-no seas tan elitista-me reprendió-ellos son nuestros hermanos-.

¿Desde cuándo le salía tal compasión?

-pero, pero…

-es más, deberías de juntarte con él, es atractivo, inteligente y un experto en hechizos, te vendría bien-.

Me sugirió con una sonrisa que se extendía por la mitad de su rostro.

-eh…

-piénsalo, te conviene.

Entonces se inclino para darme sendos besos en ambas mejillas y salió de la habitación.

¿A qué se refería? Yo estaba tan preocupada por lo que pensaría si se enterara de lo que había sucedido entre nosotros y al final resultaba ser la primera en estar de acuerdo con que entablara relación con Seth, con un Tremeré.

Escuche la voz de Athena y supe que estaba platicando con Gonzalo asi que aproveche y subí a mi cuarto a pensar.

Mi cuarto era muy lindo, las paredes eran blancas con adornos lilas y plateados que eran los tres colores en los que se basaba la decoración del mismo. Tenía un escritorio, un closet, dos libreros, uno para libros de hechizos y otro para novelas, un baño propio, un ventanal grande que daba a la puerta principal y un par de pufs.

Pero cuando entre vi algo que no reconocí que estuviera en mi cuarto la última vez que entre: Seth Tremeré.

Se veía como una escultura de mármol, ahí, recostado en mi cama con los ojos cerrados, inmóvil.

Cuando cerré la puerta detrás de mi abrió los ojos y se incorporo un poco, sentándose en el borde de la cama.

-te estaba esperando-susurro lentamente, seductor-pero esta tu novio y creí que lo mejor era no bajar-.

-en eso tienes razón, ni yo quiero verle más-me explaye-es que… me saca de quicio-.

Me senté en un puf cerca de él y quedamos en silencio por un momento y entonces, de sorpresa me dijo:

-¿te ayudo a empacar?

-¿Cómo sabes?-estaba casi en shock-¿acaso lees la mente tal como Edward Cullen o ves el futuro como su hermana, esa Anne?

Mi voz estaba más sarcástica que de costumbre.

-es Alice-me aclaro-y no, no puedo hacer eso pero oí, te olvidas de la sensibilidad de mis sentidos por sobre los tuyos-.

-ah, ya ok va-.

-y además, yo que tu no me mofaría de Edward Cullen porque Bella es capaz de venir a cortarte la cabeza.

-ja…-se me escapo la risa-ja…

Pero me calle al ver la sinceridad de su rostro.

-¿me estás diciendo que en verdad existe la familia Cullen y todo eso?

-¿creías que no es asi?

-claro, y supongo que Leslat de Lincourt es mi vecino-seguí burlándome, sin poder creerle-.

-búrlate, después te lo demostrare-se limito a contestar-pero contesta mi pregunta-.

-¿Qué si me ayudas a empacar?

-sí, y tú podrías ayudarme a mí-.

-¿Carol?

Escuche a Gonzalo llamándome pero esto era más importante.

-¿a ti? Pero si… ¿vas a entrar al internado?

-¿estás en tu cuarto?-insistió-.

-si ya voy-le conteste con la vista fija en Seth, esperando su respuesta-.

-Sí, me mudo mañana mismo.

Le puse el seguro a la puerta y salte a los brazos de Seth, emocionada.

-Carol ábreme la puerta-me pidió Gonzalo-debemos hablar-.

-ash…

Dije mientras Seth me bajaba.

-ya me voy-me susurro en el oído-nos vemos pronto-.

Y entonces desapareció por la ventana.

No me quedo más que abrir la puerta, molesta.

-me dijo Athena que te vas a mudar al internado.

-si-respondí mientras fingía empacar con tal de no verlo a los ojos-.

-supongo que podremos pasar más tiempo juntos entonces-se sentó en la cama, donde Seth había estado un par de segundos antes- ¿Cuándo te mudas?

-mañana mismo-masculle-.

-que bien-dijo deteniéndome cuando pase a su lado con un par de blusas-podríamos empezar a pasar más tiempo juntos ahora-.

Entonces cambio sus manos de las mías a mi cintura y me atrajo hacia él. Una parte de mi quería oponer resistencia pero la otra parte no sabía qué hacer.

Se paro y me atrapo contra la pared, sin dejarme escapar. Asió algunas madejas de mi cabello en sus dedos y me beso.

Me beso con fuerza, sus labios estaban exigiéndome lo mismo, algo que no tenía ganas de darle.

Pego su cuerpo al mío e intento meter una mano por debajo del vestido improvisado que llevaba.

-¿Qué te pasa?-le reclame con voz entrecortada, alejándome de él-.

-vamos Carol-su voz sonaba suplicante-ya he esperado mucho-.

-¿seguro que sigues siendo virgen?-lo encare.

Su rostro se descompuso por un segundo, pero fue algo casi imperceptible.

-¿dudas de mi? Claro que lo soy-.

Eso me dolió más que nada, porque ahí me dejaba en claro que ya no quedaba en el nada de mi Gonzalo, porque antes aun guardaba la esperanza pero no ahora, no ahora que me mentía en mi propia cara.

-entonces puedes esperar un poco más.

Argumente con voz fría.

Y mientras intentaba separarme lo más posible de mi novio (arg llamarlo asi ahora era como provocarme el vomito) recordé una cosa:

¿Si Seth se iba a mudar al internado Carolina se mudaría con él?


Aqui esta, espero les guste y sigan votando en la encuesta para saber quien contara la historia ¡gracias!

4 comentarios:

irene dijo...

aaaahhhh!!!
golpe duro, ¿sigues siendo virgen?
jajajaja

simplemente genial, y lo de la mudanza y el internado.....mmmmmmm.....es que no tengo palabras, cariño te superas, este capi me encanto, siento dolor en pensar que tendre que esperar una semana para el proximo, bueno lo aguantare, por que se que el miercoles vienen mas cositas tuyas, un beso y cuidate mucho guapa.

LaDy dijo...

wooo este capi esta incrible , lo amo sinceramente ....jiji , bueno suerte

Night Eternal dijo...

wowow!!
Realmente me encanta la historia
Disculpa si no dejé comentarios en los otros capitulos pero es que las ansias me mataban... me encanta tu sentido del humor

-¿Cómo sabes?-estaba casi en shock-¿acaso lees la mente tal como Edward Cullen o ves el futuro como su hermana, esa Anne?

Mi voz estaba más sarcástica que de costumbre.

-es Alice-me aclaro-y no, no puedo hacer eso pero oí, te olvidas de la sensibilidad de mis sentidos por sobre los tuyos-.



Y Carolina se me figura a Blair de Gossip girl (:

Anónimo dijo...

Wow me encanta tu historia y lo de edward y bella me dio tanta risa
me pregunto k pasara
escribes super kuidate