Nuestro aquelarre

18 de junio de 2010

Un dia en la vida de Alice


¡Eh!


 He ganado el segundo lugar en el concurso de OS de Yoce Cullen, la verdad al principio olvide totalmente el concurso y despues cuando ella me lo recordo yo estaba super segura de que no iba a ganar nada porque mis rivales aunque pocos eran mucho mejores que yo, por lo mismo me he sorprendido enormemente que hoy, cuando me conecte me avisara esto. Ella solo me dijo que me pasara por su blog y al ver mi nombre, en el segundo lugar no lo pude creer. Es una alegria enorme haber ganado, bueno, les dejo el OS para que opinen ustedes...

                                                 Lidiando con las Visiones


                                      ¿Y si la elección no es realmente de ella?

                                      ¿Alguno de nosotros realmente eligió esto?




Un día en la vida de… Alice


La mañana era perfecta, soleada, de esas que nos encantan a nosotros los Cullen para faltar a clases e ir a "acampar". Hoy era un buen día porque no debería preocuparme por asistir a la secundaria de Forks, porque todos tuvieran la vista en mí. No era, a lo menos la más bella de todos nosotros pero sí, al menos al punto de vista de mis compañeros la más rara de todas.

Me detuve, sin querer pensar más, porque no era necesario, yo sabía claramente porque resultaba tan inusual.

-Hola cielo-me saludo Jasper entrando al cuarto con rapidez-¿dormiste bien?

Jamás entenderé porque le es tan cómico reírse de las cosas que no podemos hacer.

-No-respondí con desgano-tuve muchas visiones esta noche-.

El no pudo evitar formar un mohín cuando le dije esto. Sabía que mis visiones lo lastimaban porque me lastimaban a mí pero no quería mentirle por nada del mundo. Además, por más que lo intentaba estas no dejaban de dar vueltas por mi cabeza, y la sola idea de que una visión en especifico se hiciera realidad me atormentaba a sobremanera…

Comencé a sentir como me destensaba lentamente, como quedando de cierta forma adormecida.

-¡Jasper!-le reclame en voz alta-¿Qué te he dicho sobre no usar tu don conmigo?

-Lo lamento Alice-suspiro acercándose-es que te ves tan estresada…

-Lo sé Jazz-le di la razón interrumpiéndolo-pero es necesario que alguien lo haga-.

-¿Sabes que Edward va a leer tus pensamientos no?

Más que a pregunta las palabras de Jasper parecían un reclamo…

-No puedo evitarlo-.

Dije a manera de disculpa.

-¿sabes cómo puedo tranquilizarte un poco?

Me susurro en el oído acercándose para besarme. Obviamente era una pregunta retorica. Lo bese con necesidad, deseando olvidar por un segundo todo el drama Edward-Bella-Charlie-visión de mi mente. Besar a Jasper siempre me había gustado, el sentir sus labios rozar contra los míos mientras me tomaba entre sus brazos, prácticamente desvaneciéndome por lo pequeña que soy. Después venia el prefacio común del beso. Se distanciaba un poco y me decía, con los ojos clavados en los míos, llenos de amor:

-Eres perfecta Alice-me elogio Jasper interrumpiendo mis pensamientos-eres todo lo que siempre quise-.

Y lo bese, esperando que por más cosas que pasaran este día, eso no cambiara.

Como ya les dije era un día soleado asi que no fuimos a la escuela por lo que cada quien estaba en lo suyo. El día estaba resultando hasta cierto punto predecible con Emmet admirando a Rose mientras ella hacía lo mismo (admirarse a sí misma). Carlisle y Esme con sus peculiares muestras de afecto (sonrisitas por aquí y por allá) y Edward desaparecido desde la madrugada.

Y al final la hora llegó.

Lo pude ver claramente con precisión.

Bella le daba las buenas noches a su padre y subía a su cuarto. Ahí estaba Edward, recostado en la cama.

-¿Edward?

Preguntaba ella sin verle.

-¿sí?

Respondió mi hermano detrás de Bella y ella, sorprendida se llevo una mano al cuello, protegiéndose.

-¡oh!

Logro musitar ella cuando lo vio.

-lo siento-se disculpo Edward al entender que la había asustado-.

-Dame un minuto para que me vuelva a latir el corazón.

Pidió la aludida; él se incorporo con cautela y extendió sus brazos para sostenerla y la sentó en la cama con delicadeza, algo preocupado.

El quería portarse bien, les juro que lo quería pero los latidos del corazón de Bella lo estaban llamando. Ella sacudió su largo pelo castaño frente a él y no hubo marcha atrás. Para los instintos de mi hermano esto no era más que una invitación a comer, y él se estaba debatiendo por dentro, sin saber que debía hacer.

-llévame a la casa de los Swan-le ordene a Jasper, frenética-ahora mismo-.

Este al darse cuenta de que estaba teniendo una visión me tomo en brazos y bajo conmigo a cuestas hasta llegar al jeep de Emmett. Era algo común porque si me movía yo sola podría perder la visión.

Jasper me acomodo en un segundo en el asiento del copiloto y arranco el motor. Mientras pasaban ese par de minutos (5 cuando mucho) que iba a durar el camino para llegar mi visión se corto, sin que yo supiera la razón.

-maldición-farfulle conforme abría los ojos-.

-¿Qué paso?-me pregunto Jasper mientras seguía conduciendo-¿la mordió?

-no lo sé-forme un mohín-.

-ahí viene-dijo, señalándome el volvo de mi hermano-.

Se detuvieron en seco ambos carros y baje del jeep en un salto dirigiéndome hacia Edward. El me vio y bajo también, de modo que nos encontramos a la mitad del camino.

-¿Qué haces Alice?-grito a lo lejos-.

"¿Qué hago? ¿Qué hiciste tu con Bella?"

Pensé deseosa de que él lo leyera y supiera mi sentir en ese momento.

-no la tome-me aclaro con gesto frio-la deje antes de hacerlo-.

-¿seguro?-le cuestione-es que se me corto la visión y tu sabes que…

Iba a decir "tú sabes que eso pasa cuando alguien lo quiere asi y tiene la fuerza mental suficiente como para lograrlo, alguien que me conoce y yo quiero" pero me detuve porque otra visión llego a mí.

Bella estaba sentada en su cama, confundida porque Edward se hubiera ido cuando escuchaba un ruido en su ventana.

-regresaste-decía Bella contenta, pensando que Edward estaba ahí-¡qué bien!-.

-¿planeas volver a ir con Bella hoy?

-no-negó el ipso facto-.

-pero ella…

-¿Qué Alice?

Me exigió saber. La cabeza me daba vueltas, como si tuviera una convulsión, alguien le iba a hacer algo a Bella y ese alguien no quería que yo me enterara.

-¿Alice?

Mi hermano intento llamar mi atención una vez más.

-Es Tanya, ella vino por Bella.

Los tres corrimos lo más rápido posible hacia la casa del jefe Swan aunque cabe decir que obviamente Edward nos tomo la delantera.

Temíamos llegar y que fuera demasiado tarde.

Cuando entramos Charlie estaba hipnotizado por Tanya. Oí la un gruñido de Edward proveniente de la habitación de Bella. Ella estaba en el piso, pálida, inmóvil, con una mordida grande en el cuello de la cual aun brotaba sangre.

-Ya es demasiado tarde-dijo Edward-pero todo es tu culpa maldita bruja y pagaras por esto-.

-ja, ja,-se burlo Tanya de él-¿crees que hacerme daño te va a regresar a tu adorada Bella? Pues no Edward, ya paso lo que más temías, que tu muñequita de cristal se convirtiera en una de diamante, tal como nosotros. Edward ¿Qué tan estúpido eres? Ella me lo rogo, me rogo ser uno de nosotros y ahora lo es, ella lo quería… hubiera sido todo más fácil si te hubieras quedado conmigo pero ¡no! Dime… ¿Qué le ves? Es una simple humana, o bueno, al menos lo era hasta hace cinco minutos, sabes deberías agradecerme, ahora ya es más interesante de lo que ha sido en toda su insignificante vida.

Edward ya ni siquiera la escuchaba, el estaba muy ocupado, tomándole a Bella la mano mientras le aseguraba que todo iba a pasar, y dejaría de sentir dolor por la mordida.

Ella se retorcía en el suelo llena de sufrimiento.

Y entonces, una vez terminado su patético pero muy dramático discurso Tanya noto que nadie le prestaba atención asi que se dio media vuelta y se fue por donde llego.

-¿necesitas algo Edward?-dije poniendo mi mano sobre su hombro, en señal de apoyo-debe ser difícil para ti…

-estoy bien Alice, solo necesito estar un poco de tiempo solo con ella, no voy a dejarla mientras se convierte.

-de acuerdo-asentí mientras me alejaba-nos veremos después-.

Y Salí junto con Jasper del cuarto. Edward tenía el corazón roto en esos momentos, y Bella también.

Ella apenas si se acostumbrara por llamarlo a si al hecho de lo que éramos y ya la habían mordido mientras que Edward aun no creía del todo que ya no podría ver nunca más a Bella sonrojarse, o escuchar el latido de su corazón, eso lo estaba matando por dentro.

Pero ambos eran fuertes, muy fuertes porque a pesar de todo ella casi no se quejaba del gran dolor por el que estaba pasando y el, en contra de sus deseos se controlaba y se contenía de beberla.

Al llegar a casa estaba segura de que su camino no sería muy fácil; pero que eso no importaba porque serian felices juntos, más felices de lo que jamás imaginaron ser.

-¿Qué piensas?

Me cuestiono Jasper ya dentro del dormitorio.

-estaba pensando en el amor-le susurre al oído-es maravilloso ver que por más problemas por los que pasen algunas parejas al final terminen juntas, por siempre-.

-¿hablas de nosotros no?-en parte-Alice… sé que me amas no me lo repitas tan seguido que me malacostumbras ¿sí?-.

-¿te malacostumbro?

Dije riéndome.

-sí, pero bueno, creo que no importa, al final tú también estas muy mimada-.

-¿en serio?

Intente sonar ofendida.

-¡en serio!

-ah… ok…

Conteste algo molesta dándole la espalda.

-Eres perfecta Alice-me dijo una vez más tomándome de los hombros para obligarme a voltear hacia el-eres todo lo que siempre quise-.

Entrelace mis manos en su cuello y se acerco para besarme. Cada beso subía de intensidad con respecto al anterior y mientras me despojaba de la ropa interior y yo de la suya respectivamente una sola idea rondaba mi mente:

Ya había logrado pasar un día más sin que eso cambiara entre nosotros y nos amábamos, nos amábamos de tal manera que no dejaríamos nunca que nada cambiara nuestra relación, nuestra cantidad imperfecta pero perfecta para nosotros de felicidad eterna.

4 comentarios:

irene dijo...

Enhorabuena, es un os perfecto y muy bueno cariño, como todo lo que tu escribes, sensacional, y no me extraña lo masm inimo que le ganaras, porque tu tienes ese don que a muy pocas personas les toca

Te quiero mucho mi vida y ver como Bella es transformada de otra manera, la preocupacion de Alice y el sufrimiento de Edward, aaaaayyyy (suspiro) me han emocionado, no pongas freno nunca a esas ideas locas de tu cabecita.

Te quiere siempre tu hermanita irene

sandocan en bicicleta dijo...

Felicitaciones por el segundo lugar!! es lindo cuando uno pone todo de si, y alguien mas reconoce el esfuerzo o los resultados.
Esta historia se retuerce de sufrimiento, perdon, de suspenso!

Un saludo desde la lejania.

Anónimo dijo...

WOW! Adore el OS! Y muchas felicitaciones por ese segundo lugar chicaa!!! te lo mereces!!!
Bye!
besos!
tk!

Michelle

Dafne dijo...

°°oOla°°
wWwaAa!!!
FELICIDADES!!!
te kedo incre tu oneshot!!!
wWwiii!!!
empatamos!!!
k loko lo de Bella!!
pobre edward :(
bno almenos sera felizZ!!!
de verdad k nunk me imagine a Bella convertida por alguien mas de verdad te kedo incre tu OS!!!
bno xXxaAaoOo!!!
TKMMMM!!!
tc
:)