Nuestro aquelarre

25 de junio de 2010

Dia 1




Pueden llamarlo como les plazca, el hecho es que fue el primer día de la cuenta regresiva, el top 7, o el principio del fin…


Ese día comenzaron nuestras noches de sexo sin límites. El día anterior, después de que Seth me mordió fui a hablar con Athena porque quería un cambio de cuarto.


-no entiendo por qué quieres cambiar de habitación Carolina-dijo mi abuela-la tuya es de las mejores y…


-no quiero estar más ahí-la contradije con rapidez-ya no soy amiga de Lucia y preferiría mudarme al edificio 6 sinceramente-.


-mmm…-expreso mientras analizaba mi cara buscando algún indicio que le fuera útil-no lo sé, yo pienso que hay algo mas Carolina ¿no piensas decírmelo?


-¿Qué abuela?


-pues que te quieres mudar porque ese chico, Seth Tremeré te trae vuelta loca.


Me soltó asi nada más, sin compasión.


-eh… yo… no creo que…


Ya estaba dicho, iba a morir ¿Cómo pude ser tan estúpida? Athena siempre se enteraba de todo lo que sucedía en el colegio. No era de sorprenderse que por mas sigilosos que resultáramos ser Seth y yo ella se hubiera enterado. Y ahora, si ella sabía que estaba enlazada con el no solo me torturaría a mí, sino a ambos.


-basta Carolina-me detuvo. Yo ya estaba temblando-puedes decirme mil excusas y mentiras pero ni te harás tonta tú y mucho menos me vas a hacer tonta a mí ¿sí? Yo sé perfectamente que tienes un affaire con él. Me alegra que hayas seguido mi consejo, hasta puedes sacar más de él que solo placer.


-¿un affaire?


Le cuestione, confundida.


-si Carolina, ya sabes S-E-X-O C-A-S-U-A-L.


Me deletreo las palabras como si yo fuera una retardada o algo por el estilo.


-sí, claro, abuela-le seguí la corriente-eso es lo único que nos une el sexo-.


Hice énfasis en la última palabra.


-bueno, no creo conveniente que te mudes totalmente pero podríamos decir que te he encargado un ritual muy importante y que pasas toda la noche en la biblioteca intentando realizarlo a tiempo. Asi estarás con tu chico por las noches y en la mañana llegarías a bañarte después de correr como se supone que lo haces todas las mañanas para no levantar sospechas ¿te parece?


Asentí.


-muy bien-continuo-solo no quiero que cortes con Gonzalo, al menos no por el momento ¿estás de acuerdo en eso? Yo sé que no te la puedes vivir con él para siempre pero Lucia lo ronda y no es una buena imagen para ti.


Y cerramos el trato.


El asunto se estaba poniendo perfecto. Ese mismo día fui a reunirme con mi círculo para avisarles sobre lo del "ritual".


-hola chicos-los salude a todos al entrar al Starbucks de la escuela-¿Cómo están?


-súper-se apresuro a contestar Gonzalo-no sabes cuánto.


Y vio de reojo a Lucia. Ja, que bien, ahora eran tan estúpidos que se exhibían. Tal vez habían tenido el sexo ahí mismo, en el baño o detrás de una puerta.


Qué bien era no ser la típica novia engañada. Lo que me hacían yo lo pagaba con la misma moneda.


Me tomo en sus brazos y nos besamos. Aun me daba algo de asco pero aun asi lo bese fuerte, con una pasión que no se esperaba, y todo para que Lucia nos viera.


Lo deje jadeando, deseando mas de mi y eso me encanto. Era la nueva Carolina renaciendo en mi, una Carolina que me encantaba.


-bueno, chicos después se van al hotel-comento Michelle y todos rieron, bueno todos excepto Lucia-ahora dinos Carol ¿Qué era tan urgente como para citarnos a todos hoy mismo?-.


-el próximo mes-comencé a decir conforme me sentaba-es la fecha más importante del año, el solsticio de verano y Athena me ha pedido que hagamos un ritual especial para esa noche-.


Dije, mintiendo tal y como ella y yo lo acordamos.


-¿y cuál será?


Pregunto Lucia.


-por ahora ni yo misma sé muy bien pero estos días pasare todo el tiempo posible en la biblioteca para investigar sobre eso-seguí mintiendo-estaré muy ocupada-me queje, dirigiendo mi mirada hacia el aun prendido Gonzalo ¡por Dios! Ese chico sí que me deseaba-asi tendré que dormir en el edificio 6 y pues quería que todos supieran porque en cuanto reúna la información necesaria van a estar tan ocupados como yo-.


-¿te vas a mudar de forma temporal de edificio?


Me cuestiono Lucia, de seguro emocionada al pensar que volvería a tener su cuarto para poderse revolcar con Gonzalo a tono.


-no Lucy-negué-no podría vivir tanto tiempo sin ti. Solo pienso dormir ahí pero vendré a cambiarme y todo eso a la habitación-.


Vi como la emoción desaparecía de su rostro como si alguien se la hubiera colado. Y ese alguien era yo. Sentí la culpa embargarme. Y eso estaba pésimo. Mi sonrisa se deshizo al instante.


El café estuvo como siempre. Todos tenían sus chismes que contar y yo era el centro de la atención. Pero eso ya no me llenaba. Y no era una chica mala, por mucho que lo intentara, por mucho que fuera la nueva y mejorada Carolina no lograba ser mala.


-¿Qué tienes?


Me pregunto Seth esa noche, en cuanto estuvimos solos en su cuarto. Normalmente odiaba esa pregunta pero viniendo de él, salida de sus hermosos, suaves y besables labios no podia irritarme.


-no lo sé-mentí primero-bueno si lo sé, es que hoy, cuando llegue al café yo quería ser la mala, sabía que Lucia y Gonzalo se habían acostado en el Starbucks y a pesar de todo no pude. Comencé pero sentí el peso en mi pecho, la culpa de decir o hacer cosas que intencionalmente lastimaran a las personas-.


-bueno eso es muy razonable pequeñita-comento con voz dulce-tu eres una chica buena y no puedes hacer las cosas mal, sin importar a quien sea-.


-exacto-asentí-y eso me molesta porque te juro que lo intente de verdad. Hasta bese a Gonzalo y todo para que ella se pusiera celosa pero…


-¿besaste a Gonzalo?


Inquirió molesto, mientas sus músculos se tensaban.


-¿estás celoso?


Me parecía increíble, con el todo me lo parecía.


-sí, ok lo bese para darle celos a Lucia pero…


-no lo vuelvas a hacer ¿de acuerdo?-me pidió territorial-tu eres mía, solo mía-.


-¿de verdad te intereso tanto?


-te lo dije Carolina: Te amo.


Me repitió conforme me besaba.


Y en ese momento todas las cosas con las que había lidiado perdieron importancia de momento lo único que me importaba era él.


Bueno, creo que ya se lo merecian me lo estaban pidiendo y era hora porque tengo unos 6 capis escritos y no era justo (pienso yo) que me los guardara para mi sola asi que aqui lo tienen un saludo a todos.

2 comentarios:

sandocan en bicicleta dijo...

nada mas dificil quementirle a una abuela.
El principio me sorprendio un poco, tengo que reconocer.

saludos desde la lejana, amiga.

irene dijo...

coincido con Sandocan, sorpresitas para empezar, ajajajaj
pero te quedo genial cariño, y esta emocionante, ya quiero saber que pasa, y lo de las mentiras, que triste mepone, pero bueno, a veces hay que hacerlopara proteger a la personas¿no?
un beso mi vida y nos vemos
te quiere siempre Irene