Nuestro aquelarre

29 de junio de 2010

Unidos por el Destino


 




La verdad las cosas entre nosotros comenzaron de una forma muy extraña.


Verán, tengo una amiga llamada IsaLa verdad las cosas entre nosotros comenzaron de una forma muy extraña.



Verán, tengo una amiga llamada Isabella, a ella la conocí en el blog y un día caí en cuenta que ambas éramos del DF y estudiábamos en la UNAM asi que hicimos una cita para conocernos en un café y terminamos siendo mejores amigas aunque yo estudiaba diseño y ella letras inglesas. Nos mudamos juntas a un departamento bonito que estaba al sur de la cuidad, cerca de la uní.


Al final hasta "enlazamos" nuestros blogs de tal formano de los dos box que teníamos era el mismo ja, ja.


Bueno, ya rápido, para que lo entiendan éramos como "uña y mugre".


Mi blog se llamaba "Pienso en Forks" en alusión a ya ustedes saben Twilight, creo que en parte por eso amaba tanto mi blog. Mucha gente me comentaba, a todos les gustaban mis historias y además participaba junto con Isa en otro blog que se llamaba "La Bandita" ahí estábamos un grupo de chicas todas amantes de la saga que compartíamos mil cosas como leernos entre nosotras y asi. Yo en lo personal tenia ahí a mi Lu, una de mis mejores amigas del blog, que escribe súper y con la que tengo una historia en común "crónicas universitarias".


Pero un día hubo un cambio. Entre a mi blog, como siempre y note que tenía un seguidor mas, y este era un hombre.


"guau"-me dije-"es mi seguidor numero 100 y es masculino, el primer hombre que me sigue".


Bueno y cuando abrí los comentarios ni que hablar, tenia al menos en unos 20 capítulos de mi historia con Edward Cullen (pienso que ya era hora que alguien sustituyera a la insípida de Bella y que mejor que yo, aunque fuera solo en sueños) largos comentarios de mi nuevo seguidor, un seguidor misterioso ya que no le encontré blog propio ni fanfiction, solo se hacía llamar "Edward Cullen" asi que, imagínense, imposible contactarlo.


Lo estuve intentando pero parecía que el solo entraba a mi blog, leía, dejaba largos comentarios sobre su opinión y se marchaba.


Hasta que un día, lo cache porque hizo un comentario justo cuando yo estaba conectada. Asi que subí una entrada corta donde le pedía su MSN porque me interesaba hablar con él.


Al instante me respondió que su cuenta de correo era Edward.C_12@hotmail.com y que me aceptaría si lo agregaba. Lo agregue y comenzamos a hablar.


-hola.


-hola ¿Cómo te llamas?


-Coka en el blog pero mi nombre real es Claudia ¿y tú?


-Edward, Edward Cullen.


-¿bromeas?


-no, te lo juro, es mi nombre verdadero.


-ah… ok, te creo. Solo que es una coincidencia grande.


Lo iba a googlear mas tarde, era posible que se llamara asi pero yo desconfiaba.


-¿Cuántos años tienes?


-21 años ¿y tú?


-mmm… si te digo no te asustas.


-¿Por qué habría de hacerlo? Anda, por fa dime ¿sí?


-de acuerdo. Tengo 118 años.


-ja, ja, que cómico.


-¿ves? por eso no quería decirte.


-pero si no me has dicho.


-sí, te dije ya que tengo 118 años.


-ya, enserio ¿Cuántos? 18, 60… dame un numero razonable al menos.


-que no te estoy mintiendo; esos años tengo, en serio.


-si claro, y si tienes 118 años ¿Cómo es posible que estés vivo?


-fácil, soy un vampiro.


-ja, ja.


-¿no me crees? Perfecto, que bien.


-es que no creo que los vampiros existan.


-pues si existen, incluso debe haber un par a tu alrededor.


-imposible, yo como santo Tomas, hasta no ver no creer.


-entonces… digamos que si retóricamente conocieras a un vampiro, y el te demostrara que lo es ¿entonces podrías creer?


-por supuesto.


Dije bromeando.


-¿nos vemos mañana?


-sí, claro, es una cita.


Seguía jugando.


-bueno, ya debo irme.


Cerré mi msn y lo bloquee. Ese chico era muy cómico y dulce pero no me gustaba que jugara conmigo de esa forma, digo porque no me pudo dar su nombre. Ni que lo fuera a secuestrar o algo.


Cabe decir que cuando Isa se entero de esto se murió de la risa pero a ella, a diferencia de mi le encanto la actitud del sujeto, decía que era muy divertido.


Al día siguiente fui a la universidad. Tenía un proyecto muy largo para hacer asi que me quede un poco en el campus, reconstruyendo el modelo virtual del diseño en una de las computadoras del colegio especializadas para eso.


Cuando salí del aula de medios ya era tarde, cuando menos las 9 y estaba obscuro, muy obscuro la verdad. Y la calle vacía, porque esa avenida en lo particular sobre la que estaba mi escuela nunca fue muy transitada que digamos salvo en el día, por los estudiantes.


Iba caminando rápidamente, hacia la esquina, para tomar el metrobus que me dejaría a dos cuadras de mi casa cuando nos cruzamos.


Choque con un chico de piel muy blanca, ojeras amoratadas, que media más o menos 1.75 cm, de pelo broncíneo, ojos verdes… un chico guapísimo.


-lo siento yo…


-Edward Cullen-dijo interrumpiéndome mientras me tendía la mano-mucho gusto Coka.


-Eh…


Sentí que la cabeza me daba vueltas. Ahí estaba, parado frente a mí ¿el chico del blog?


-Sí, soy el chico del blog, me dijiste que teníamos una cita y no quise perderla.


-ok, ok.


Acepte extendiendo mi mano para saludarlo. Cuando mi piel entro en contacto con la suya sentí un escalofrío. Estaba frio.


El no soltó mi mano, sino que le dio un suave apretón con sus dedos y comenzó a caminar.


Lo seguí y fuimos a parar a un café muy bonito a unas tres cuadras de ahí. El tenía mil preguntas que hacerme de mis escritos y de mi vida personal. En momentos me sentía algo intimidada, como cuando clavaba en mí sus hermosos ojos verdes o cuando formaba una sonrisa pero intentaba no pensar mucho en ello.


El, en cambio se mostraba muy cauteloso respecto a las preguntas sobre él.


Al final de la cita solo pude saber que era estadounidense pero se mudo a México hacia un par de meses, justo antes de empezar con el blog. Que si, al final si tenía un blog y se llamaba "Hojas al Viento", que escribía más que nada poesía, que amaba leer y tocar el piano… cosas no comprometedoras.


Pero yo no me iba a dar por vencida, asi que, cuando salimos de ahí me lance.


-¿ahora si me vas a decir cuántos años tienes?


-ya te dije que tengo 118-dijo, algo molesto-es la verdad.


-ah… si claro-le seguí la corriente ¿Por qué eres un vampiro no?


-Coka…-suspiro-¿aun no me crees?


-no-acepte-no tiene lógica y…


-bien.


Dijo agachándose. Libero mi mano y tomo una piedra grande e irregular del piso y cerro su puño con ella adentro, cuando la abrió, ya solo quedaba el polvo de lo que fue la piedra.


-¿Cómo?


Me quede sin saber que decir ¿era un truco de magia? ¿O la piedra estaba sembrada?


-no es un truco, y obviamente que la piedra no estaba sembrada.


Ja, si claro eso decía el porqué…


Un momento ¿me acaba de leer la mente?


-si Coka, aunque fue algo difícil, no te entiendo mucho.


-Eres…


-soy un vampiro, pero eso tu ya lo sabías.


Objeto poniéndose frente a mí.


-pero yo pensé…


-que estaba jugando ¿no es asi?


Volví a asentir. Ahí estaba, frente a mi ese chico guapísimo, divertido, con aficiones parecidas a las mías y… era un vampiro.


-¿eso te molesta mucho? Que no sea como tú.


-no me molesta pero… me es algo difícil de asimilar.


-bueno Coka, yo vine hoy porque creo en el destino. De mil lugares a los que me pude haber mudado me mude aquí, a tu ciudad y de millones de blogs que hay termine entrando al tuyo-entonces estiro una de sus manos y me roso la mejilla, delicadamente-Y me gustaste, me gustaste desde el momento en que vi como escribes. Tenía mucho miedo, miedo de asustarte pero aun asi me anime a conocerte y ahora… la verdad ahora no quiero separarme de ti, ni un instante. Pero si te asuste demasiado y crees que lo mejor será que me vaya y te deje tranquila dímelo y yo…


-no-lo interrumpí con voz fuerte, sorprendiéndome a mi misma-yo quiero estar contigo también.


Y la seriedad de mis palabras me dejo anonadada. Acababa de conocerlo hace no más de 2 horas pero era cierto, el era tan lindo, tan dulce, tan perfecto… yo lo quería.


Entonces me acerque un poco más, poniéndome de puntillas porque era unos 8 cm más baja que él, y el tomo mi cara entre sus manos, suavemente y entonces se inclino para besarme.


Realmente no tenía ni idea de lo que sucedería después. No sabía si seriamos novios, si el querría que me convirtiera…


Pero nada de eso me importaba en ese momento, en ese momento lo único que me importaba era una cosa: que Edward y yo nos habíamos unido por el destino y que si por mi fuera no me separaría de él nunca.


Mientras yo meditaba todo esto sus labios seguían rozando contra los míos, de forma dulce, acompasada, dejándome un buen sabor de boca.


......................................................................................................................


Este fue un regalo para Coka, mi hermanita de pienso en forks espero les guste.


Un beso

3 comentarios:

irene dijo...

HAy Dios Isabella, que me pasa a mi eso con mi blog o con Edward o con Robert y me muero, pues de seguro no llegaria a darle ese magnifico y perfecto beso, por que estaria con una brecha en la cabeza del mareo por la conmocion, jajajajajaajaj
Si ya lo se soy estupida, lo siento, que le vamos a hacer, pero te quedo fantastico cariño
Un beso y nunca pares de sorprenderme, eres magnifica
Te quiero siempre Irene

sandocan en bicicleta dijo...

me pregunto por que ella nunca sintio miedo. ni si quiera una sola vez. de hecho lo tomo muy natural. como si de por si ya le gustase todo lo que envuelve a los vampiros, pero si asi fue me queda dando vueltas la duda del por que ni bien el le dijo lo que era, ella no salto de la emocion.
claro, cara personaje con su personalidad.

muy bueno, lo lei y se me hizo corto, como todo lo que me gusta.

KaRoL ScAnDiu dijo...

Es fresco, diferente, nuevo... me encantó, era algo que no me esperaba leer, y la verdad, desde la primera linea me pareció muy especial.
Enhorabuena porque te quedó maravilloso;D
kisses