Nuestro aquelarre

27 de junio de 2010

Cuida de mi corazón


Todo comenzó esta mañana. Bueno, no, para ser sinceros sería mejor decir que detono esta mañana porque la verdad ese problema ya llevábamos varios meses arrestándolo.




Y todo comenzó por mi culpa, yo sabía que no debía irme de Forks, algo dentro de mí me gritaba que era un gran error, que me traería muchas consecuencias pero tenía que intentarlo.


Cuando regrese con Bella fui muy claro al cuestionarle si después de todo podría amarme, no quería malos entendidos.


Ella me dijo:


"Lo que siento por ti no cambiara nunca. Claro que te amo y ¡no hay nada que puedas hacer contra eso!"


Y me sentí inmensamente feliz, creyendo que a pesar de todos mis errores, ella aun me amaba y que siempre lo haría, pasara lo que pasara. Pero no fue asi porque mientras yo estuve ausente Jacob, ese irritante amigo hombre lobo suyo se gano un espacio en su corazón.


Una semana antes:


-Ten cuidado, amor-le pedí al sentir su beso demasiado necesitado, mucho más que de costumbre.


-No-mascullo molesta.


Con cuidado aleje su rostro del mío, intentando terminar con eso.


-No me tienes que probar nada.


Le aclare con dulzura.


-Ni lo pretendo-me contradijo-Dijiste que podría tener lo que quisiera de ti y esto es lo que deseo. Lo quiero todo-enlazo sus brazos en mi cuello, en un intento por retenerme mientras se estiraba para besarme. Yo me incline y la bese, por un momento de acuerdo con la situación pero ella estaba subiendo de tono el beso como de costumbre, acercando su frágil cuerpo al mío más de lo prudente. Coloque mis manos en sus costados para poder detenerla.


-Quizá no es el mejor momento para esto-objete apacible, intentando calmar sus ánimos.


-¿Por qué no?-casi me gruño. Y entonces dejo caer los brazos, sabiendo que había perdido.


-En primer lugar porque hace frío-le dije mientras recogía del piso el saco de dormir y la cubría con él, preocupado de que pudiera enfermarse.


-No es verdad-me interrumpió con acritud-.El primer motivo es que te muestras extrañamente moralista para ser un vampiro.


Reí un poco, la verdad el comentario era gracioso hasta cierto punto. Hubiera podido reír más pero ella tenía el ceño fruncido. Además estaba el hecho de Jacob…


-De acuerdo, te doy la razón en eso-continúe, intentando no pensar en mas que ese momento, en la plática que sostenía con Bella-Pongamos el frío en segundo lugar-iba a ceder un poco con eso, estaba abrigada y tampoco creo que le fuera a dar hipotermia-Y en tercero..., bueno, porque la verdad, cariño, es que apestas-le dije arrugando la nariz.


Y si, apestaba, más de lo que yo creía posible que ella pudiera apestar. Pero la verdad nada de eso era lo que me contenía, ni siquiera mi moral, pero había otra cosa… una en la que no quería pensar pero necesitaba sacármela, necesitaba acabar con esa duda.


Ella suspiro con fuerza, como rendida.


-En cuarto lugar-comencé susurrándole al oído, con la vista en el piso,-Lo haremos, Bella-"tendremos sexo" dije en mi mente. Tener sexo con Isabella Cullen, vaya que eso se escuchaba muy bien, y mejor, claro está bajo votos matrimoniales-Cumpliré mi promesa de corazón, pero preferiría que no fuera como respuesta a Jacob Black.


Y ese día las cosas pasaron con cierta calma, como esa calma pérfida que hay antes de una tormenta pero pronto, mas pronto de lo que yo esperaba estallo la bomba.


Estaba con Bella en el prado, besándola, dispuesto esta vez a cumplir su exigencia del contacto físico. Lo había pensado mucho y ella lo quería. Yo lo quería, nos amábamos y de todos modos nos casaríamos pronto. Yo quería esperar al principio pero ella no y su olor, sus besos, me golpeaban cada día, como llamándome.


Había guardado abstinencia por más de 100 años pero ahora cada día era más difícil de sobrellevar que el anterior, y no podia seguir siendo cauteloso ni responsable, no con ella, no ahora.


Mis labios recorrieron su mandíbula, delicada, fría y deliciosa, deseando mas.


-para Edward-me pidió-para ahora mismo.


-¿Por qué Bella?-cuestione-pensé que era lo que querías…


-no puedo-resoplo parándose del pasto-no puedo.


-¿no quieres perder tu virginidad ahora amor?-le pregunte tranquilo, con voz dulce- porque si es eso yo te entiendo Bella, no te abrigare a hacer nada que no te plazca, esperare al día de la boda si es lo que deseas.


-no Edward, no es eso-dijo comenzando a sollozar, dándome la espalda.


-¿entonces que es cielo?-seguí cuestionándola-puedes decirme lo que sea, tú lo sabes, yo te amo más que a nada en el mundo y…


-es eso-me interrumpió frenética, volviéndose hacia mí-yo no he sido sincera contigo, soy una mala persona Edward, muy mala.


-no digas eso tontita-la reprendí de forma suave-me pone de mal humor que hables asi de ti.


-pero es la verdad-replico-Edward yo no soy lo que tú piensas que soy.


-¿a qué te refieres?


Dije sin comprenderla.


-Edward-se le corto la voz-yo… no soy…


-¿Qué no eres Bella?


-ya no soy virgen-mascullo por lo bajo.


Cerré mis puños con fuerza, intentando contener mi reacción pero una cosa era la física y otra muy distinta la mental.


-¿fue con el verdad?-fue lo único que me atreví a decir-fue Jacob.


-yo… no sé como paso Edward, pero lo amo más que a nada… también te amo a ti… te amo muchísimo pero no lo he olvidado… nunca lo olvide-se le corto la voz una vez más-cuando tú me dejaste yo me sentí muy mal y él me ayudo tanto que no supe realmente cuando paso… yo pensé que podría olvidar todo y ser feliz, de nuevo junto a ti pero no puedo. Ya he vivido sin ti y lo sobrellevo pero vivir sin Jacob, vivir sin él me es…


-basta-la calle-es suficiente Bella, no te preocupes, yo entiendo-.


Y entonces fui yo quien se volteo para marcharse. Podría dejarla, claro que podría. Ella sería feliz con Jacob y era lo que importaba. Además ya no corría peligros, los Vulturi no la podrían rastrear si no estaba cerca de nosotros y si lo hicieran él estaría ahí, para cuidarla como cuando yo no estuve.


-no Edward-resolló deteniéndome del brazo-déjame explicarte bien, es que…


-no hacen falta explicaciones-la interrumpí-en serio Bella, te lo repito: yo entiendo, solo necesito estar solo, de verdad.


-pero…


Dijo sin dejar de llorar, hecha un mar de lagrimas.


-no hagas esto Bella, no lo hagas-le suplique-ya hemos sufrido ambos demasiado ¿no lo crees?


-tienes razón-acepto-pero no quiero que te vayas; yo podría arrepentirme y…


-¿eso es lo que soy para ti?-inquirí sin poder controlarme-¿un plato de segunda mesa? Bella, yo te entiendo, trata de entenderme tú a mí, yo sabía, supe todo el tiempo que tenias algo que ver con Jacob pero no quería aceptarlo.


Y me volví para correr. Desde lejos podia escuchar como gritaba "¡Edward no, no te vayas!" pero era demasiado tarde.


Bella:


Te amo, pero eso ya lo sabes, no creo que sea necesario que te lo repita. Por favor, te pido que no me mientas mas, es suficiente ya. Me voy amor, me voy a un lugar lejano, a un lugar donde se que no me encontraras y que no nos volveremos a ver.


No quiero tu lastima ¿me entiendes? No quiero que me busques solo por culpa. Yo estaré bien, si tú lo superaste, si tú has podido olvidarte de mi yo también podre.


Esto ya es demasiado para ambos, y yo también te entiendo a ti. Entiendo que cuando me fui hayas seguido adelante y seas feliz con Jacob pero necesito que pienses un momento como yo. No quiero escuchar más razones ni explicaciones, solo quiero irme rápido.


Tal vez algún día nos volvamos a ver, y tu estés rodeada de niños pequeños mientras tanto Bella, por si no sucede te deseo lo mejor, te juro que quiero que seas feliz, muy feliz, tanto que no tengas palabras para expresarlo.


Solo te pido una cosa mi amor: cuida de mi corazón… lo he dejado contigo.


Edward.


Y sellando esa carta selle mi corazón. Esa misma noche, ya fuera del país volví a beber sangre humana, después de tanto tiempo.


Ya lleno, conforme caminaba por la calle use mi energía recién adquirida por el bocado nocturno para apagar mis emociones, el dolor que sentía por dentro. Y aun tenía el corazón roto, aun estaba deshecho pero ya no lo sentía, ya no como antes.


Ella cuidaría de mi corazón, pero solo eso. Mi corazón estaba con ella, yo no lo tenia y con ella se habían quedado también el dolor, la culpa, los resentimientos, ahora era incapaz de sentir algo fuera de lo físico.


De camino al hotel donde me hospedaría esa noche pensé que de una vez debería de romper el ultimo mandamiento que tenia intacto, ya no tenía caso esperar a alguien "especial" porque ese alguien era o había sido Bella y ella me rechazo.


Asi que ahora, estoy buscando a alguien con quien sacar mis instintos más bajos para manejarme en la promiscuidad, a alguien con quien compartir la noche sin poder prometer que si quiera estaré ahí la mañana siguiente. No hablare de amor ni de compromisos, ni siquiera sé cuantas noches pasaremos juntos. Busco a alguien con quien solo me una un bien sexual…


¿Te animas?


..................................................................................................................................




Bueno, este es el OS regalo de Angy pero subi la entrada para poder guardarlo en la esquina de OS espero si no lo han leido lo hagan y me digan que les parece, un beso.

3 comentarios:

irene dijo...

Bueno yo ya te di mi opinion de este maravilloso os, cuando lo pusiste como entrada al premio de anglito, pero vuelvo a hacerlo, jajajajaja
Fantastico mi vida, como escribes, como los mismisimos angeles amor, y que responder, si en verdad Edward busca una personilla con la que perder su ujm ujm ujm
(caraspeo)
pues que no sufra que yo le hago el favor, jajajajajj
seria mas correcto decir que el seria elque me hiciera el favor a mi, jajajaajjajaj
Ademas creo que le haria con mi incontrolable bondad, olvidar del todo a la patetica y tonta Bella, ajajajajajaj
mira que rechazar a Edward, no me lo puedo creer, jaajjajaj
Un beso mi niña y por favor no cambies nunca
Irene tu hermanita

Rochie Cullen dijo...

Dios, este OS lo lei en el blog de Angylito me mató..que triste..sabes yo adoro a Edward..me apenó el fin..pero me gustaria yo ayudarlo, jijiji..besos amor nos leemos..

..//((^aLexcullen^))//::.. dijo...

ola sabes me pasaba por el blogg de neny y lei un comente tuyo y bien me pase a leerte jejeje este os dios prácticamente me hizo llorar de verdad casi lloro... y la ¿razón? es muy muy sencilla no me los puedo imaginar el uno sin el otro buaaaa de verdad no digo jake y bella asi juntos noooooooo en fin solo es un os pero si me hizo llorar jejeje en fin nena cuidate mucho espero poder tenerte algún día de visita por mi blogg te dejo la dirección y bueno hay una historia que se esta publicando también en el blogg de Neny que se llama angel mio bueno ahora si me voy y espero no te moleste pero te sigo creo ke tienes un gran talento jejeje ademas me lere las demás jejeje ahora si bay besitos y saludos desde México.

http://unalocamente.blogspot.com/