Nuestro aquelarre

5 de agosto de 2010

Dia 5


Ese día las cosas se nos fueron de las manos. Supongo, que al principio había una cierta calma, de esas que suele haber cuando se avecina una gran tormenta, una buena, de esas que arrasan con todo lo que encuentran a su paso.



Yo ciertamente, jamás, ni en mis mas alocados sueños hubiera podido imaginar que ese día, o día noche como sea llegaría a ser el más complicado de toda mi existencia.


No sé, claro está, que tal resulto para él, ya que al final, no pudimos hablar demasiado, lo que sí sé es que, desde el principio todo fue cayendo, y que las emociones, los sentimientos, las sensaciones… todo estaba más fuerte ese día, más intenso…


Y cuando desperté, se termino el tiempo de la calma y comenzó la tormenta, de una forma irregular, con un leve céfiro.


Era temprano y yo sabía que tenía que irme pero no quería. No quería más que ningún otro día separarme de él, era como si tuviera un presentimiento que me consumía. Se lo dejé ver besándolo con más ganas que nunca y me respondió lanzándome hacia la cama, quedando encima de mí. Estábamos ambos ya excitados, nuestros cuerpos nos lo estaban pidiendo a gritos. Después de hacerlo apenas… no sé ¿un par de horas? Ya me estaba volviendo loca una vez más…


… ¿acaso era una ninfómana?


Me quitó mi top blanco (ya me había vestido) para correr mientras yo le desabrochaba los pantalones. Conforme me bajaba el short podia sentir que mi cuerpo me lo exigía, más que nunca. Coloqué mis manos sobre su espalda y le quité la camisa de un tirón.


Sus besos estaban resultando mejor que nunca, mucho más necesitados, era como si en verdad antes jamás me hubiera besado. Podia sentir todo multiplicado por mil, sus manos en mi cintura, descendiendo de mis pechos hasta mis piernas por mi costado, su piel fría contra la mía, sus cabellos enredados rozando mi cuello, sus labios sobre los míos, recorriendo cada parte de mi boca, sus piernas entrelazadas a mis piernas… ¡todo!


Mientras mis manos recorrían todo su cuerpo, bajando por su espalda sonó la alarma de incendios. Y yo no quería, no podia detenerme en ese momento, no tan excitada. El estaba igual, o tal vez peor que yo pero se separo de mí un poco, rodando a mi lado.


—Deberíamos salir—objeto pasivo—es lo mejor.


—Pero, Seth, no puedo—dije entrecortadamente, entre jadeos—yo…


—Lo sé Carolina, yo también quería pero debemos salir—dijo con énfasis en las últimas dos palabras.


Muy bien, pensé, si él puede parar yo también puedo.


Asi que me incorporé, me vestí sin verlo, sabiendo que se lo hacía no podría contenerme, y salí de ahí. Aun, y con todo y que regresé a el cuarto caminando estaba muy agitada, demasiado.


— ¿Qué paso? —pregunte al entrar al cuarto.


Lucia ya estaba vestida, tal como el otro día. Asi que suspire, esperando cual sería la bomba de hoy.


—Una falsa alarma. Tal como tu sexo matutino—respondió sin emoción en la voz.


— ¿A qué te refieres? —intenté hacerme pato.


—Vamos Carol, no soy estúpida, se que todas las mañanas cuando sales temprano y dices que vas a correr te vas a "divertir" un poco con Seth Tremeré—estaba a punto de negarlo todo—. No… y no lo niegues. Regresas toda agitada, algo despeinada pero sin el más mínimo sudor. Además los ojos te brillan. Yo sabía que estabas teniendo sexo con alguien, pero no con quien. De hecho nunca me imaginé que fuera Seth, sino hasta anoche, que iba para su habitación, a darle una pequeñas sorpresita—con eso ella se refería a sexo casual y desenfrenado—, y te vi con él.


—Bueno, está bien—acepté—es verdad.


—Sí, lo sé, lo único que me resulta un poco raro de esto es que dejes de ser la puritana que siempre fuiste, no creo acostumbrarme fácil a eso. Bueno, y también el hecho de que engañes a Gonzalo, creí que ustedes dos eran perfectos.


Ahí estaba, recibiendo un discurso de mi "infidelidad" de parte de la chica que era la perra más infiel del mundo. Su voz estaba taladrándome, como si me incitara a acometer contra su dueña.


— ¿A si?—le cuestioné con voz fría—, ¿en serio te sorprendo?


Esa pregunta era una prueba.


—Sí, la verdad—dudo unos segundos, y me vio entonces de frente—Es que Carol, Gonzalo siempre ha sido el novio perfecto contigo, y por muy bueno que este Seth y todo no creo que este bien que le pongas el cuerno, y menos de esa manera, casi en su cara. Además Seth era mío, tu sabias que me interesaba y no te importo.


Cínica, perra maldita y cínica. Cobarde, traicionera, zorra, etc., etc., etc.… En ese momento tenia mil insultos para ella en mi cabeza, revoloteando, ansiosos por salir de mis labios en tropel.


—Sí, claro, tienes toda la razón Lucia.


Me contuve, siguiéndole el juego por un par de segundos más.


—Eso ya lo sabía.


Respondió petulante. Y esa fue la gota que derramó el vaso.


— ¿Y sabes que me sorprende a mi?


Inquirí con voz ronca.


— ¿Qué?


Me preguntó expectante, pensando que tal vez me disculparía o algo por el estilo.


Le devolví su mirada fija, con tal intensidad que ella la mantuvo, y sonreí porque había logrado mi cometido, que cuando le echara todo en cara ella me viera a los ojos.


—A mi me sorprende que mi "mejor amiga" pueda ser tan zorra como para tener sexo con mi novio que se supone está esperando conmigo desde no sé cuantos meses para la "primera vez"—pude reconocer en sus pupilas algo de la vieja Lucia, la que fuera o no una perra nunca lo seria conmigo pero en ese momento no importaba, ya nada importaba con ella—y ahora me vienes a reclamar que te traicione con Seth cuando arruinarte tu sexo casual no se compara en nada a como tu arruinaste mi relación de hace dos años. No Lucia, estas equivocada, no puedes revolcarte con mi novio en mis narices y querer respeto de mi parte.


Hizo mutis, parecía estar sorprendida, y como vuelta en un punto muerto, donde no sabía qué hacer, si disculparse, quedarse callada, comenzar a negar, fingir que todo era mentira o echármelo en cara.


—Me voy—repliqué sin muchas ganas.


Aun estaba molestísima con ella pero una parte de mi recordaba a mi buena amiga Lucy y no quería decir más cosas ofensivas, solo quería salir de ahí.


Quería salir de ahí lo más rápido posible porque estaba atónita de la reacción de ella, tan inescrutable, tan pasiva también, como si ta vez no le importara nada.


—Bien—susurro ronca—lo que sea.


Sentí ese desenfado con el que me respondía como una estaca, clavándoseme justo en medio del corazón. Y, por un momento me dieron ganas de retractarme pero, una vez más, tal como en semanas pasadas, cuando la vi a la cara, con esa mascara de la chica que no era mi amiga, que era solo la traidora me vino a la mente la imagen de ella, revolcándose con Gonzalo en el baño del antro.


Entonces, mis agallas, o mi orgullo como ustedes quieran llamarlo salió y me sentí tan ofendida o más aun que la primera vez que había visto eso.


Recordé, obviamente, que todo el dolor, todo el odio, se había ido en cuanto estuve en los brazos de Seth asi que, sin más que decir salí de ahí, corriendo, sin molestarme siquiera por azotarle la puerta a mi nueva ex mejor amiga.


De todos modos, al final, dentro de dos días cuando completara mi transformación y fuera un vampiro nada de eso importaría, porque dejaría atrás mi vida entera para comenzar una nueva, una al lado de Seth.


............................................................................................................................


¿A que los sorprendi? Ja, ja, eso si no se lo esperaban. Bueno, es que quiero ver, si puedo terminar de publicar esta historia antes de dar la nueva ¿que les parece mi idea? Tal vez no toda, sino dejar que falte el ultimo capitulo y estreno la imagen nueva del blog con eso, asi mas suspenso.


Faltan 4 capis si no me falla la cuenta asi que la cuenta regresiva va muy avanzada. De hecho mi prima ya ha comenzado super rapido con lo del diseño, ya vio mil plantillas y asi, asi que ta vez tampoco son dos semanas, y con una basta, no lo sé aun.


Agradezco todo lo que me dan, no tengo palabras para regresar su apoyo, ni nada asi que solo, intento que les guste lo que escribo, es lo mas que puedo hacer por ustedes. Esten al pendiente porque puede ser que los capis vengan seguidos, a lo mucho con unos dos dias de diferencia entre uno y otro.


Los quiero mil a todas mis chicas (y a Sandocan).


Un beso.

4 comentarios:

KARLA CULLEN dijo...

ya tan rapido se acaba la historia..no puedes reconsiderar la idea de hacerla mas larga..plisss

KARLA CULLEN dijo...

ya tan rapido se acaba la historia..no puedes reconsiderar la idea de hacerla mas larga..plisss

~°~ PoEtEsS ~°~ dijo...

Querida Isabella, que bueno que te encuentres mucho mejor, paso a saludarte y la verdad no creo que tardes una o dos semanas en terminar el diseño del blog, es mas lo puedes hacer en tan solo un fin de semana...

Bueno pues espero ansiosa el siguiente capitulo...

*...D.A.P`S...* dijo...

aaa el capi stuvo gnial dios quiero leer los otos pero la vz no xq se acerca el final d la histo :S..... Bueno mnos mal q la redecoracion dl blogg s esta haciendo mas corta.. Me alegro de q t encuentres mejor sexy!! jaja esas si son buenas noticias..

Cuidate y besillos...
Att:..*D!¡ana.