Nuestro aquelarre

13 de abril de 2010

Seth



Me desperté un poco irritable. Se que soy un vampiro y es lo comun pero aun extraño poder dormir por las noches.

Como sea, me vesti para ir a la escuela. Hoy era uno de esos dias que mas odiaba porque era un nuevo comienzo. Desde que nos transformaron a mi, a mi hermano y yo accidentalmente cambie a mi novia las cosas son muy diferentes. Nos vemos obligados a mudarnos de cuidad de forma constante con tal de que las personas no noten lo que somos y el hecho de que parecemos jamas envejecer.

-Seth-dijo la voz de Emma al entrar-¿como dormiste?

La broma peculiar que Emma me jugaba cada mañana era cada vez mas cruel que la anterior. A ella no parecia afectarle el hecho de nunca mas poder dormir, de nunca volver a soñar.

-Perfectamente-menti-¿ya estas lista?-.

Emma se dio una vuelta para que pudiera apreciarla mejor. Mi novia era alta, con su mata incipiente de cabellos rojizos y sus penetrantes ojos azules, un cuerpo estilizado, de buenas proporciones y una personalidad magnetica. Realmente lo unico que extrañaba de ella como humana eran cosas pequeñas como las lindas pecas que antes adornaban su rostro o la forma en que se le erizaba la piel cuando la tocaba.

Ese día llevaba puestos unos jeans muy obscuros y entubados y una blusa roja con el cuello redondo.

Entonces sonrio y se me acerco lentamente para besarme, tal como era su costumbre por las mañanas. Me beso con fuerza, dejando entrever que estaba antojadiza.

-¡Emma!-grite extasiado-¿por que me haces esto?

Ella se separo de mi y se limito a verme de forma fija y sus pupilas decian: "si pudieramos compartir habitacion esto no seria mas un problema".

No conteste. Yo le habia dejado muy claro a Emma desda hace un par de años (95 para ser exactos) que la queria mucho y me encantaba tener relaciones con ella pero necesitaba mi espacio.

-Se te corrio el brillo labial-le indique colocando uno de mis dedos sobre sus labios-.

Asintio y salio de la habitacion, derrotada. Suspire y baje, encontrandome con Charles, mi hermano en la planta baja.

-Vete en el audi con Emma y yo llevo el Jeep.

Casi me lo ordeno ¿que se estaba creyendo mi hermano? El no sabia nada de nada. El Jeep era demasiado rústico para Morelia y yo odiaba el Audi con toda mi alma. la unica razon por la que lo compramos fue para que en la epoca en la que vivimos en Cuidad Hidalgo no llamaramos demasiado la atencion.

-¿no te parece?-noto mi molestia al vuelo-creo que prefieres que las Hadas Obscuras nos descubran... ¿no?


Cuando Charles se lo proponia podia ser mas mordaz de la cuenta.


-de acuerdo-acepte de mala gana-.


Emma y yo llegamos a la escuela Cedart (Colegio de Educacion Artistica) a vuelta de rueda. Los chicos de la escuela nueva eran en su mayoria estúpidos y obvio en cuanto Emma bajo del auto todos le clavaron la vista. A ella no le molesto por que era muy coqueta pero a mi si. Las primeras horas fueron todo un martirio y cuando llegue a la cafeteria para encontrarme con Emma y Charles todo cambio.


En ese momento percibi el olor que lo cambiaria todo de forma insperada: el olor de una Hada Obscura.

5 comentarios:

LaDy dijo...

me esta gustando tu historia , espero q sigan escribiendo pronto ....XD

isabella macouzet dijo...

intentare hacerlo 2 o tres veces por semana, cuentale a otros blogeros

Beu De Spunk Morita dijo...

Anda la osa!
aaaaaah!, quiero saber, quiero saber!!!

Beu De Spunk Morita dijo...

Anda la osa!
aaaaaah!, quiero saber, quiero saber!!!

Piku dijo...

Está muy interesante, me está gustando :-)