Nuestro aquelarre

18 de abril de 2010

La Noche Obscura 1




El resto del dia tanto a Carolina como a Seth les fue dificil guardar la concentracion. No tuvieron por desgracia ninguna clase juntos asi que se conformaron con pensar el uno en el otro (bueno, al menos por el momento).


Ese dia no era como cualquier otro porque dada la fecha (viernes 13 de marzo) las Hadas Obscuras tenian su ritual especial. Era lo que ellas llamaban una Noche Obscura (sí, lo sé no es muy original el titulo que le daban) porque los viernes trece (al igual que el dia de brujas) el cielo y el infierno se abren y ellas pueden hacer sus rituales con mucha mas fuerza que en el resto del año algo que no solo se incluye a ellas sino a el resto de los seres fantasticos (como licantropos, nomos y por supuesto vampiros).


A este ritual solo podian asistir hechizeros de septimo año como nuestra protagonista. Ella era la Alta Sacerdotisa (o sea la hechicera mayor de su aquelarre) y era la encargada de organizar todo.


ash... penso Carolina ya dentro del carro de Gonzalo, casi al llegar a su casa ¿es que acaso no le habre gustado al chico nuevo... a Seth o porque motivo no habra intentado platicar conmigo. Yo lo tengo todo...


Y en eso Carolina tenía mucha razon realmente. Era una chica bella, inteligente, talentosa, y rica; Carolina vivia con su madre en una casa lujosa a las afueras de Morelia, en un fraccionamiento conocido como "VALLADOLID" el cual era como un circuito cerrado. Tenia dentro de el cine, canchas de distintos deportes, alberca, centro comercial, y bueno todo lo que debe tener una ciudad decente.


Mientras tanto su novio tambien tenias sus propios pensamientos:


Desde que Carolina vio a ese tal Seth se esta comportando muy extraña, mas le vale que no le cruce por la mente la idea de ponerme el cuerno.


-Bueno-dijo Gonzalo deteniendo el carro-ya llegamos a tu casa-.


-Ah claro...


-¿nos vemos hoy en la noche?


Pregunto deseando que la respuesta fuera positiva.


-Por supuesto-le contesto distraida-yo soy la primera que no puede faltar.


Entonces Gonzalo se acerco y la beso. Fue un beso fuerte, apasionado como solian ser todos sus besos y Carolina se separo de el con la respiracion entrecortada.


-Nos vemos en la noche-le guiño un ojo y cerro la puerta del auto.



Ya en mi casa sea como sea se fue vistiendo para poder ir al ritual. Se puso un vestido negro que tenia con destellos plateados que le quedaba perfecto, se plancho el pelo y se puso un poco de maquillaje. Despues escucho el motor del bmw de su padre y bajo.




-hola papá-lo saludo con un beso en la mejilla-¡llegaste!




-sí-respondio este viendola de los pies a la cabeza de forma fija-y al parecer tu te vas ¿no?




La mayoria de los chicos del aquelarre debian de vivir en un internado o casa de estudiantes que estaba situada justo en el mismo fraccionamiento de Carolina pero ella dado que era la alta sacerdotisa podia elegir donde habitar y preferia por mucho su casa que el internado ya que sabia que como sus padres eran ambos humanos ella no podria estar muy al pendiente de ellos despues y no iba a desaprovechar la oportunidad de pasar el maximo tiempo con ellos posible.



A ellos no les gustaba que su hija de apenas 17 años tuviera que salir de noche de forma constante para asistir a reuniones y todo lo demas pero como sabian que era algo "obligatorio" preferian por su parte que su hija se fuera a ellas de su casa aunque regersara en la madrugada a que se mudara al internado e hiciera lo mismo sin su supervisacion.



-ya hemos hablado de esto un millon de veces papá-le recrimino Carolina-es algo que debo hacer.



-lo sé-dijo Mateo enarcando una ceja-es solo que no logro acostumbrarme.



Ella lo abrazo con fuerza y la platica termino. A las diez de la noche (tan puntual como siempre) Gonzalo paso por ella esta vez en su auto mas lujoso, un porshe rojo descapotable.

1 comentario:

Beu De Spunk Morita dijo...

A pesar de ser cortitos.. si me laten tus capis XP